Facebook - Fisioterapia Bernabeu Google+ - Clinica Bernabéu Twitter - Fisioterapia Elda Fisioterapia Petrer
Fisioterapia, osteopatía y recuperación deportiva. El tratamiento más eficaz es ponerse en nuestras manos. Teléfono : 650 180 504 Email: info@fisioterapiabernabeu.com C/ Jaime Balmes Nº 56 - cp: 03600 Elda

En medicina han sido ampliamente utilizadas en Medicina para el tratamiento desintegrador de cálculos renales (técnica denominada litroticia), uretrales vesicales pancreáticos y salivares, recientemente estas ondas también se utilizan para el tratamiento de ciertos procesos musculoesqueléticos que cursan con inflamación, calcificación de partes blandas, afectación condral etc.en Rehabilitación. En cúanto a sus eféctos biológicos cabe destacar: Analgesia.- Por la destrucción de terminaciones nerviosas, cambios en la transmisión nerviosa por inhibición medular “gate control” e inhibición de las terminaciones nerviosas por liberación de endorfinas.

 

Efecto antiinflamatorio.– Degradación de mediadores de la inflamación por la hiperhemia inducida.

Aumento temporal de la vascularización.– Por parálisis simpática inducida por las ondas.

Activación de la angiogénesis.– Rotura intraendotelial de los capilares y migración de células endoteliales
al espacio intersticial y activación del factor angiogénico.

Fragmentación de depósitos calcáreos.– por efecto mecánico de las propias ondas.

Neosteogénesis.– Estimulando los factores osteogénicos (Osteonectina etc) por micronización osteogénica.

Todos estos efectos permiten que las ondas de choque estén siendo utilizadas para el tratamiento de las tendinitis y entesopatías crónicas de diversa localización con o sin calcificaciones, retardos de consolidación de las fracturas y pseudoartrosis instaurada, fascitis crónicas, fibrosis muscular postraumática, osteocondritis, necrosis avascular y quiste óseo solitario.

Actualmente su uso en medicina estética es conocido para el tratamiento de la celulitis y el efecto llamado “piel de naranja”, mejorando a su vez notablemente la elasticidad de la piel y mejora del tono muscular. Con las ondas de choque se produce una hipervascularización de la zona tratada provocando a su vez una descompresión de las células celulíticas hiperatrofiadas, favoreciendo una pérdida de circunferencia y centímetros del área.